miércoles, 3 de agosto de 2011

Judas Priest-Motörhead-Saxon Badalona (2/8/2011) (crónica)


La cita era ineludible para todos los fans del mejor metal. El último concierto en España de los Judas por algún tiempo era el punto final, en nuestro país, a un Epitaph Tour que está causando estragos. La compañía de Saxon y Motörhead vino a engrandecer una cita perfecta que nos mantuvo durante seis horas escuchando el mejor rock y el metal más puro.




Tras abarrotarse el pabellón en menos de una hora, salieron Saxon con un sonido perfecto y con un Byfford que mantiene su voz e incluso la mejora. La banda se mostró bastante sólida y ofrecieron un concierto con muchos temas de su magnífico Call to arms pero sin olvidar clásicos como Princess of the night. El citado cantante se fue a la mesa de mezclas a ver el show de Judas y el público se hizo fotos con él sin el menor problema. Grandes Saxon.


Tras Saxon salió Don Lemmy Kilmister que tras espetar un "Bona nit, we´re Motörhead and we play rock and roll" no dudó en encadenar "Iron Fist" y "Stay Clean". Clásico tras clásico, aderezados con temas de su The World is Yours, nos llevaron a "Killed by death", "Ace of Spades" y "Overkill". Campbell con problemas de guitarra, Lemmy con su estatismo y Dee con su genialidad conquistaron al personal.


Y llegó el plato fuerte de la noche. El epitafio que iba a ser esta gira de Judas nos ha traído al mejor Halford en muchos años, al de sus discos en solitario y quizás al más descocado de la historia. Con "Rapid Fire", mi tema favorito de la banda, empezó el show y con un Halford haciendo un paso similar al de los gondoleros de Venecia llegamos a "Metal Gods".

"Heading out to the highway" fue el siguiente tema y Halford no sólo se cambiaba de ropa y cantaba mejor que nunca sino que la banda le cedía el protagonismo al "nuevo". Richie Faulkner no es Downing pero sí tiene carisma y los huevos necesarios como para estar a la altura de los Judas.


Dos joyas como "Starbreaker" y "Never satisfied" llegaron y también "Judas is rising" el primer tema del mítico "Angel of retribution", la cosa se iba calentando.


"Victims of changes", una acojonante versión de "Diamonds and rust" y el clásico "Nightcrawler" fueron, entre otras, las siguientes en caer.


Un "Breaking the law" en modo karaoke y la versión perfecta de "Painkiller" nos sirvieron para ir despidiéndonos con "Hell bent for leather", "You´ve got another thing comin" y "Livin after midgnight".

La banda lo dio todo durante dos horas y media, los allí presentes también. Como anécdota comentar lo que le dijo Halford a una chica "Bonitos pechos, gracias por enseñármelos pero soy gay". Grande Rob, grande Judas. A esperar otro concierto. Larga vida a Priest y al heavy metal.


Anécdotas:


-Había gente en la cola que pensaba que Epitaph era el cuarto grupo de la noche. Cuando se puso el telón con el nombre muchos dijeron: "A ver cuándo coño van a salir los Judas porque si ahora van a tocar los Epitaph estos a ver a qué hora salimos de aquí".


-Más de media hora para comprar un bocata o una cerveza es algo que no se debería tolerar.


-30 euros una camiseta es un atraco a mano armada.


-Ver a Halford bailando como Ian Anderson tiene su punto.





3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bechamel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Google reader

Add to Google Reader or Homepage