sábado, 13 de junio de 2015

Robe - Lo que aletea en nuestras cabezas (crítica)



Robe Iniesta se lanza al vacío con un disco en solitario que ha editado porque se lo ha pasado bien con los músicos que le han acompañado. Con la claridad meridiana que le define, "si fuera una mierda de disco lo habría sacado igual porque me lo he pasado bien", se nos presenta un artista que ofrece un nuevo trabajo que más quisiéramos, en algunas canciones, que hubiera firmado con Extremoduro.



Un Suspiro Acompasado

Riff marca de la casa, evolución del tema in crescendo, gran letra y mucha rabia para empezar.  Rock transgresivo a otro ritmo y con más instrumentación pero se vuelve a la esencia de una música que este artista creó y que por eso la domina a su antojo. Nos encanta la forma de alargar el tema, la energía del bajo y de la batería, la letra y lo bien que canta Robe en este corte de apertura.



 …Y Rozar Contigo


El single no nos gustó del todo en su momento e incluso nos agobió bastante al llegar al primer estribillo. Si aguantas el tirón te das cuenta de que todo cambia pasado ese primer envite. Se convierte entonces en un corte con ritmos de otra orilla, con bajo funky y con una experimentación que recuerda a la primera etapa de Robe. Hacia el final se va precipitando la canción que se convierte en un verdadero temazo.



Nana Cruel



Esta canción entró a la primera. Un inicio a lo "Deltoya", un violín que sirve de lienzo para que Robe haga de las suyas con su voz, una nana que a cada estrofa va dándole una vuelta de tuerca al ritmo y una excelencia sonora sólo a la altura de este compositor hacen el resto. De lo mejor que ha firmado Robe en años.


De Manera Urgente

Otro de los grandes temas del disco. Siempre me recordó un poco la melodía  a "En los árboles" de El último de la fila. Luego sale el Robe más burro para mostrar toda la rabia posible. Esas melodías entroncan posiblemente con su estancia en Andalucía hace unos años. La letra es para enmarcar y la canción nos parece una gema que brilla con luz propia.

Por Ser un Pervertido

Comienzo calmado y precioso, con toques de saxo que le dan una pincelada de jazz a la canción, que poco a poco se va convirtiendo en un corte poderoso. Puede ser un gran single. Nos recuerda mucho a los tiempos de Agila



Ruptura Leve


Con el punteo de arranque de la canción ya nos tiene ganados. Esa teórica simplicidad, esa forma de tocar casi en directo, la letra, los juegos con la melodía y el tema en general conforman un todo más que interesante. 

Guerrero

Otro de los grandes cortes de este trabajo. La letra parece casi un cuento para niños, la instrumentación ayuda bastante para dar esa sensación. De nuevo va avanzando la canción hacia terrenos más enérgicos en los que la letra cambia radicalmente para convertirse en otra maravilla de canción.



Contra Todos

Guitarra española para comenzar, riff encadenado con una letra marca de la casa. Directo a la cabeza desde el comienzo y con una energía indiscutible, Robe se sale en este corte final. A destacar la instrumentación, las verdades que dice, por recordarnos en la estructura musical a tantos grupos (Tabletom, Triana), por la poesía brutal que usa y por ser una canción de amor tan bestia como cualquiera de nosotros.

Si en lugar de Robe pone Extremoduro en la portada estaríamos ante un gran disco. Que no lo ponga no significa que no lo sea, más bien todo lo contrario. Lo peor del caso es que no habrá gira, "no tiene sentido" dice Robe, pero que este disco perdurará en nuestra memoria durante años es un hecho. Obligada adquisición.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage