lunes, 1 de diciembre de 2014

AC/DC - Rock or bust (crítica)


Regresan AC/DC y eso siempre es una grata noticia. A pesar de que hace años que no sacan un disco que sea bueno al 100% han ido ofreciendo grandes discos en estos últimos años. Posiblemente Ballbreaker sea uno de sus mejores discos de los últimos veinte años y este nuevo trabajo parece no sólo mejorar el nivel de ese álbum sino incluso hacernos retroceder a los tiempos del High voltage en lo que a pureza del rock se refiere.


De hecho, el tema de apertura "Rock or bust" ya es un claro recuerdo de otro riff histórico, el de "Back in black". El corte ya nos deja claro que en el disco habrá temas de tres minutos y medio como mucho y que estamos ante una mágica simplicidad que no tarda en conquistarnos. "Play ball" es otro gran single que se aleja de los últimos hits del grupo para traernos a Angus en estado puro. "Rock the blues away" es un temazo con un puntito de folk en lo que se refiere a la melodía, otro temazo que ojalá toquen en directo. 


"Miss adventure" tiene un gran riff y unos coros para cantar en los conciertos. "Dogs of war" es, según un periodista de cierto periódico de tirada nacional, un "homenaje a Black Sabbath, el que siempre meten en sus discos". Como es lógico el corte no tiene nada que ver con las huestes de Iommi. Es quizás el único tema que enlaza directamente con Black Ice en el concepto de la canción como tal. "Got some Rock and Roll Thunder" no te deja respirar desde que comienza, gran riff y gran estribillo. "Hard times" es un himno a la vida. "Baptism by fire" tiene un riff de los que nos gustan, no tardarás en mover los pies con este tema que parece sacado de uno de sus discos de los ochenta.

"Rock the house" es otro de nuestros cortes favoritos, rock puro y duro con su toquecito macarra. "Sweet candy" tiene todos los visos de convertirse en uno de los hits del grupo, estribillo fácil, gran estrofa y perfecto el resto. "Emmission control" ya va ganando en las listas de peor tema del disco pero si tenemos en cuenta que en el disco anterior había cinco o seis como éste no podemos decir mucho más.

Lo que sí decimos es que el grupo se ha marcado un disco de treinta y cinco minutos. Puro rock, sin concesiones, ofreciendo lo que mejor saben hacer e incluso con un nuevo giro hacia lo más básico. No os defraudará.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage