sábado, 9 de agosto de 2014

Mastodon - Once more round around the sun (crítica)



Regresan Mastodon al panorama musical y eso supone una buena dosis de originalidad en la que se entremezclan rabia y elementos progresivos a partes iguales. Mucho nos había hablado la banda sobre este disco que ahora os diseccionamos.




"Tread Lightly"

Intro setentera para un corte que nos muestra el lado más salvaje de la banda pero sin olvidar lo progresivo. Enorme la estructura del tema, la melodía vocal y la fuerza de la canción. Bridge para la historia.





"The Motherload"

Riff a lo Rush para un corte rápido con una melodía muy trabajada y un desarrollo similar al de los clásicos de los canadienses. Estribillo "comercial" y uno de los mejores temas del disco. Coda marca de la casa.




"High Road"

Ese rock sudoroso que sale de las venas, esos riffs in crescendo y ese sonido a garaje es lo que encontramos en este corte que en directo nos ha de reventar las meninges. Solo de guitarra, el primero del disco, con mucho sentimiento así como el bridge con guitarras dobladas.Brutal.




"Once More 'Round the Sun"  

Tras un breve recuerdo a los antedichos canadienses entramos de lleno en una espiral sonora sin solución de continuidad. El tema título tiene absolutamente de todo. Las melodías tras el riff principal nos enamoran. La labor del batería es brillante y el grupo suena muy sólido en uno de los mejores temas del disco con solo a lo Hendrix incluido.




"Chimes at Midnight"

Velocidad, fuerza, energía, melodía hipnótica, riff machacón y temazo para un corte que te volverá loco. Las melodías del bridge son un monumento a la propia banda. Absolutamente brutal.




"Asleep in the Deep" 

Esta especie de medio tiempo, balada o casi nana es una especie de descanso del guerrero pero a su vez es el corte más progresivo del disco. De nuevo nos sorprenden las melodías y su forma de tejerlas. 




"Feast Your Eyes"

Corte stoner donde los haya pero con estribillo progresivo. El mejor ejemplo de por qué Mastodon han llegado hasta aquí y cómo se las gastan.




"Aunt Lisa"


Riff con una melodía de guitarra bastante currada y corte más rockero sin epítetos. Agradable o eso parece porque luego llegan las voces distorsionadas y las vueltas de tuerca. Gran ejercicio de libertad compositiva con coro de cheerleaders incluido.




"Ember City"

De nuevo nos sorprende el riff siendo éste, sin duda, el mejor del disco. El rock setentero comienza atacando fuerte para luego darle paso a las melodías más progresivas, a un solo de guitarra galáctico y a una canción que hace las veces de gema escondida en este disco. Como curiosidad, el final del tema nos recuerda a Los Suaves.




"Halloween"

El corte dedicado a la fiesta anual está lleno de melodías más comerciales, de rock en vena y todo ello aderezado con un bridge bastante cañero.




"Diamond in the Witch House" 

Intro acústica para darle paso a una nueva espiral en la que van cayendo los elementos del disco aunque con más toques de bandas como King Diamond que otra cosa. Gran broche de oro.

Quizás la banda no haya apostado por renovar su sonido y sí por dar un paso más en su propia senda sonora. El disco es un claro ejemplo de que el grupo mantiene su coherencia intacta y sigue además adelante en su propio estilo que es mezcla de otros pero que funden en su crisol con gran acierto. Recomendable.





No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage