martes, 5 de noviembre de 2013

El Drogas - Demasiado tonto en la corteza (crítica)



El Drogas es ahora un grupo que ha querido editar un triple disco en el que se revuelcan por todos los géneros del rock. Desde temas a lo años sesenta hasta el metal del siglo XXI, la banda hace un verdadero ejercicio de maestría musical para enmarcar la sabiduría letrística del gran Enrique Villarreal.




Alzheimer


"En punto muerto"



Medio tiempo de apertura, letra marca de la casa, Enrique usa su voz de forma distinta. Posible gran single. 

"Cordones de mimbre"

Temazo que sigue la senda del anterior en lo que a ritmo se refiere. Grande la influencia de músicos de rock americano y muchísima elegancia.

"Sin reverencias"


Arranque parecido al "Hacia ti" de Medina Azahara aunque luego rompe la voz de Enrique recitando una de las mejores letras que jamás haya escrito. Tema de rock con mayúsculas donde el trabajo del grupo ha sido excelente.

"Nos hace morir "

Tema electrificado aunque con pasajes donde se habría aceptado perfectamente una acústica. Otra genialidad.

"Collar abandonado"


Corte que bien podría haber formado parte de cualquier disco de Barricada. Otra maravilla.


"Debajo de aquel árbol "

Una armónica nos da la bienvenida en una canción que recorre las sendas de la infancia en una gran letra enmarcada en un corte de rock puro y duro.

"Como son"


Otro corte que recuerda bastante a la época de Txarrena. Grande.

"Lentos minutos "

El medio tiempo de los medios tiempos. Una verdadera joya en la que la letra y el martillazo sonoro te van percutiendo el sentimiento que transmiten sus versos.


Matxinada



"Peineta y mantilla "


Fue el tema de adelanto y sigue teniendo la misma pegada de siempre. 

"Come elefantes"

Metal industrial y letra bastante cañera. Un verdadero ejercicio de honestidad sonora.

"Están para violarlas "

El impactante título se enmarca dentro de un corte que en lo musical entronca con el rap-metal. Más cañero que nunca, el grupo se destapa y de qué manera. Narra el caso de José Manuel Castelao Bragaño, "autor" de la frase "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas".

"Olvido o rebeldía"

Caña pura y dura pero el brigde con Brigi reventando la batería y la guitarra a lo AC/DC es absolutamente monumental.

"Barro en la alpargata "

Riff casi de death metal melódico para un corte muy acelerado en el que Drogas te revienta la mente para que pienses en la magnífica letra que recita. 

"Caradura"

Tema que combina la caña anterior con las melodías marca de la casa. Enorme.

"Verte en la mierda "

Leñazo, y poderoso, a Wert. Amén a todo lo que dice.

"Qué mal rato"

Caña pero melodía burlona y toca pelotas de gran acierto. Otra gran letra para meditar.


Glam

"Ya no anochece igual "


Riff a lo AC/DC que resulta curioso en lo que al contraste con el disco anterior se refiere. Vacileo rockero de alto voltaje.

"Con tu presencia"

El machacón riff es ya lo suficientemente potente como para que la canción sea mala. Otra clase magistral de rock.

"No sería nada"


Riff más de rock americano, puede recordar un poco a los Kiss de la primera época, para un tema bastante acertado que entronca con Txarrena.

"Sueños rotos"

Gran tema que nos mete en un estilo muy rockero pero de los años sesenta. Curioso ejercicio musical.

"Quién puede verla"

El rock macarra no podía faltar a su cita. Riff monumental y curioso, de nuevo Enrique lleva el camino en uno de los mejores cortes de este trabajo.

"No das pena" - con Carlos Tarque

Balada rockera con la aparición especial del titánico murciano. Temazo para la historia del rock español.


"Demasiado tonto en la corteza"


Tema con fraseo funky pero con base rock. La letra es enorme, la música es otra clase magistral de una banda pletórica.

"Otros tragos"

La acústica envuelve la voz de Enrique en un tema que progresivamente se va convirtiendo en un nuevo himno de nuestro rock.


Seamos sinceros. Sacar un triple disco en estos tiempos significa tenerlos como el caballo del Espartero. Si además de cada disco se salvan, aunque esto va por gustos, media docena de canciones estamos ante una magna obra que pasará a la historia del rock. Que conste que no sólo lo hará por la innata calidad de este trabajo sino porque aunque se llamen El Drogas estamos ante un disco de un grupo y no de un solista. Estamos ante un ejercicio sonoro en el que un genio se ha unido a otros que tal bailan para parir algo difícil de igualar. Si queremos que el rock español salga de la cueva hay que hacerlo de esta forma. Los grandes grupos nos dan sus discos con cuentagotas, El Drogas te da una sobredosis de imaginación y de rock. Obra maestra de obligada adquisición.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage