jueves, 9 de mayo de 2013

Deep Purple - Now what (crítica)


El nuevo disco de Deep Purple llegaba al mercado bajo la sombra de la sospecha. La banda ha venido cambiando un poco su estilo en sus últimos discos y cuando se nos prometió un disco de hard rock clásico muchos nos temíamos más de lo mismo. Os contamos si han cumplido, o no, con su promesa.


A simple song 

El tema de apertura no tiene nada de simple. Inicio lento antes de la descarga de hard rock setentero que nos deja con ganas de más. 

Weirdistan 

Riff vacilón para un tema en el que Gillan usa efectos para su voz. Melodías árabes para otro corte con Hammond que recuerda a la etapa de "Perfect strangers". Solo de teclado perfecto firmado por e gran Don Airey. 

Out of hand 

Tema musicalmente parecido al anterior pero con más filo de hard rock. Posible gran single en el que la banda tira de maestría para enamorarnos con su rock más clásico. Bridge para enmarcar. 

Hell to pay 

Duro y a la encía desde el principio. Otro tema setentero al 100% que nos lleva a otros tiempos. Omnipresencia de los teclados y la banda a tope en un corte que se puede convertir en un clásico gracias a su estribillo. Don Airey vuelve a ganarse el sueldo. 

Body line 

Otro riff monumental para un corte rock con mucho swing marca de la casa. Gillan cantando a otros tonos y el grupo derrochando la lona recorrida en todos estos años. Estribillo quizás más comercial de la cuenta. 

Above and beyond 

Corte más pesado y rockero pero con un sonido de garaje bastante acertado. Don Airey nos anuncia desde el principio que estamos ante un posible nuevo clásico del grupo. La estructura del tema es de lo más setentera. Melodía vocal bastante folk, Gillan en estado superlativo y la banda que le acompaña.El mejor corte del disco con diferencia por no decir lo mejor que han compuesto en los últimos diez años.

Blood from a stone 

Medio tiempo con toques jazzísticos con un Gillan magistral y una banda que le acompaña como nunca. Esos cambios de ritmo entre lo tranquilo y lo rockero le dan al tema un aura especial. Para escuchar con detenimiento. 

Uncommon man

Larga intro instrumental en la que los músicos no dudan en demostrar por qué son de los mejores del rock internacional. Cuando empieza la canción propiamente dicha nos encontramos con otro clásico. Gran tema con el que deleitarse.

Après vous 

Hammond a tope desde el arranque para un corte que nos recuerda mucho a otras bandas de rock progresivo. Morse y Airey forman un dúo letal para cualquier amante del rock. Otro de los grandes cortes de este disco.

All the time in the world 

Melódico solo de guitarra en el inicio para un medio tiempo bastante acertado pero que no alcanza las cotas de calidad de los temazos que le preceden.

Vincent Price

En el homenaje al actor no podían faltar unos teclados a lo "Mr. Crowley" por parte de Airey. Riff andante para un broche de diamante. Otra gema de canción que juega con la melodía y con las letras. 

El regreso de los Purple siempre es una buena noticia. Si además se lían la manta a la cabeza y optan por demostrar que los pilares del sonido legendario de la banda siguen intactos pues mejor que mejor. Disco para demostrarles a muchos que son una de las banda más fundamentales en la historia del hard rock.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage