sábado, 19 de enero de 2013

Barón Rojo - Tommy Barón (crítica)


Cuando una banda lleva desde el 84 sin haber recuperado el rumbo y sus dos "cerebros" insisten en que aparte del grupo "esto es Barón Rojo S.L. y seguimos en esto porque es una empresa" es que algo pasa. Si además no cambian el chip, critican duramente a compañeros como Rosendo o el Yosi, desaprovechan la oportunidad de grabar un disco con Sherpa y Hermes para reverdecer viejos laureles y siguen pensando que el mundo está en contra suya es que algo, y grave, pasa en el seno de ese grupo. Barón Rojo editaron hace un mes el disco que os comentamos a continuación.


Si a todo lo anterior le unimos que la gira de reunión fue un éxito para los fans de siempre del grupo y que los de Castro han intentado demostrar lo buenos músicos que son pues ya tenemos todo el pescado vendido. Si hasta para The Who Tommy fue, en el año de su edición, un ejercicio fallido, para los citados no iba a ser menos. 

Esto es como las orquestas que tocan a Mozart y todo el mundo admira la ejecución que no la creación. Cualquiera puede comprarse las partituras de la citada obra de Daltrey y compañía y tocar esa música. Esto es exactamente lo que han hecho, tocar, con algo más de distorsión, lo que The Who hicieron ya la friolera de 44 años. Tras demostrar que siguen pensando que son los mejores guitarras del país no dudan en incluir un fragmento de "Cuerdas de acero" en una de las canciones, de traca.

Todo lo anterior regado con una traducción de la letra original hecha con el Google Translator y con un Carlos de Castro infame a la voz. Sólo se salva la colaboración de Eva Amaral que salva los muebles de un proyecto tan "quiero ser y no puedo" como sólo los dos hermanos citados eran capaces de firmar. Para olvidar.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Google reader

Add to Google Reader or Homepage