domingo, 27 de mayo de 2012

Barricada - Flechas Cardinales (crítica)


La marcha de "El Drogas" bien podría haber sido, para cualquier otra banda, el punto final. Si se va el letrista principal y el bajista de un grupo como éste hay muchas posibilidades de que el grupo se resienta pero no ha sido así. El resto de miembros de la banda han logrado editar un disco digno que recoge lo sembrado tras décadas de historia.

 
P’a enredarte
 
El tema de apertura comienza con unos coros muy a lo Bon Jovi aunque luego de cara al estribillo regresan los Barri de siempre. Genial la banda en un temazo de apertura duro aunque sí debemos comentar que la entonación recuerda un poco a la de Enrique. Igualmente, genial.

Punto de mira

El single es, posiblemente, uno de los temas más flojos del disco. Eso no significa que no tenga su punto de interés pero comparado con otras gemas que esconde este trabajo se podría decir que no está a la altura si hacemos la comparación, para otra banda este corte sería un himno.
 
Aguardiente
 
Riff potente a guitarrazo limpio el que nos mete en una canción que bien podría haber salido del primer disco del grupo. Regresa la rabia perdida y las letras críticas en un temazo de altísimo calibre.

Eclipse

Tema más pausado que retoma la recientemente explorada senda acústica del grupo. Brilla la letra y el tema emociona.
 
El muelle
 
Con ese título no podíamos esperar menos. Riff duro y a la encía, la banda en plenitud, la voz que te da en la cara como un puñetazo y un corte histórico que se sitúa entre los mejores del disco.

Como el invierno

Batería para iniciar un corte que comienza sonando a los primeros tiempos de U2 y que luego degenera en el rock urbano clásico de los de Iruña. Medio tiempo emocionante.

En lo más pequeño

Inicio rozando los límites del thrash metal que se convierte en una agradable sorpresa. Caña pura y dura para otra letra de esas para enmarcar. Tema que se te mete en las venas a la primera. Otro de los diamantes que esconde este trabajo.
 
Hasta diez

Desde el comienzo sabemos que ese estribillo es uno de los nuevos himnos del grupo. Tema para conciertos, de nuevo se instala la banda en el mismo parámetro musical de lo anterior y de nuevo una letra magnífica. Otro tiro.
 
Imán

Tema acústico, que no balada, con letra interesante. Tema puro, casi a lo Neil Young, que sorprende por su emoción.
 
La balanza

Riff punkarra para un corte que también entra a la primera. Para muchos sonará demasiado a Dikers, para otros, como un servidor, es un tema magnífico que te da en la cara.
 
Remiendos

Arranque potente para otro corte made in Barri de la primera época. Quizás sea mi favorito del disco por su punto ochentero y por muchísimas más sensaciones que me provoca su escucha.
 
Rugir y morder
 
Otro gran single que sí entronca más con lo que hacen otras bandas como los citados Dikers. Flojo.

Flechas cardinales

Cierre fantástico con otra letra para enmarcar y con una música que sólo puede hacer este grupo.

El regreso a los orígenes de la banda en lo musical y en lo letrístico debe considerarse una apuesta por su propio sonido. El disco no es sólo digno sino fantástico. Para muchos no estará a la altura pero ellos se perderán una lección magistral de qué es un disco de rock en español. Recomendable.


No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage