jueves, 8 de diciembre de 2011

Nightwish - Imaginaerum (crítica)


Los finlandeses Nightwish siempre se han caracterizado por hacer un rock mezclado con lo comercial y por su cantante femenina. El abandono de su líder anterior y un profundo replanteamiento de las fronteras musicales de la banda ha dado paso a la edición de este nuevo disco del grupo que nos ha dejado francamente impresionados.



Taikatalvi 

Típica intro hablada para comenzar los conciertos. 

Storytime 

El single de adelanto del disco sigue siendo uno de los mejores temas de este trabajo. Enorme estribillo, fuerza musical y la banda a tope. El bridge instrumental sinfónico es espectacular. 

Ghost River 

Tema mucho más duro que el anterior. Estribillo machacón y fondo sinfónico para mayor gloria de la banda. Otro temazo de importante factura en el que la melodía se impone a los giros vocales. Muchos pasajes nos llegan a recordar a King Diamond. 

Slow, Love, Slow 

Tema más jazzístico en el que Annete Olzon hace uso de su prodigiosa voz para ofrecernos este corte que ni es balada ni es medio tiempo. Precioso. 

I Want My Tears Back 

Otro temazo con melodías celtas que será un single brutal. Más metálico que el primer single y con una pegada bestial. Enorme. 

Scaretale 

Intro instrumental sinfónica y cinematográfica para el tema más rápido y duro del disco. Otra pequeña pieza de la música clásica del siglo XXI que engancha desde la primera corchea. Varios pasajes musicales son bastante "circenses" aunque se combinan con el metal de la banda. 

Arabesque 

Pasaje instrumental de bella factura que sirve de preludio al siguiente tema. 

Turn Loose The Mermaids 

De nuevo la voz de Olzon se convierte en el canto de una sirena para llevarnos mecidos en este tema de influencia celta que resulta precioso y preciso. Gran melodía. 

Rest Calm 

Medio tiempo precioso. 

The Crow, The Owl And The Dove 

Melodía similar a la anterior y tema tranquilo y pausado que se va convirtiendo en un tema rock a medida que va creciendo. Interesante obsesión por la instrumentación celta. 

Last Ride Of The Day 

Vuelve el metal por la puerta grande con coros a lo Carmina Burana incluidos. Gran corte con desarrollo de metal clásico y con otro estribillo de alto calibre. 

Song Of Myself 

El tema más largo del disco y también el mejor. Casi 14 minutos de canción con multitud de pasajes musicales convierten a esta canción en la mejor del disco con diferencia. Enorme ejemplo de clase musical. 

Imaginaerum 

Final instrumental que recoge todas las melodías del disco. 

Este trabajo resulta ser lo suficientemente interesante como para escucharlo con detenimiento. Aunque seguimos siendo amantes del heavy más clásico y directo, discos como éste engrandecen al género. Este proyecto en un escenario tiene que ser brutal. Obra maestra.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage