sábado, 6 de septiembre de 2014

Johnny Winter - Step back (crítica)


Todos los que me conocen saben de mi amor por Johnny Winter. El incendiario albino vino a conquistarme hace ya más de 30 años y desde entonces quise poder ver en directo algún día. Mi sueño se cumplió afortunadamente con el paso de los años y su concierto sigue grabado en mi mente como uno de los mejores a los que jamás asistí. Su muerte supuso un duro golpe para todos los amantes del blues y que tan carismático guitarrista. Este disco póstumo es el mejor ejemplo de lo que venimos diciendo. Versiones con la colaboración de enormes guitarristas que muestran su respeto y admiración por el tejano forman el contenido de uno de los mejores discos de blues y rock jamás editados.


Unchain My Heart (With Blues Brothers Horns) 

Winter vuelve a demostrar por qué es uno de los mejores cantantes de la historia del rock. Aunque todos tenemos en la mente la versión de Joe Cocker, el albino de oro le imprime este tema su sello personal y algún que otro guitarrazo que convierten a este tema de apertura en una verdadera joya.

Can't Hold Out (Talk To Me Baby) (With Ben Harper)
Este mano a mano con el gran Ben Harper es justo lo que esperábamos de Johnny. Slide marca de la casa, rock al cien por cien y la eterna figura del tejano sobrevolando la canción. Absolutamente magistral.
Don't Want No Woman (With Eric Clapton)
Qué podemos decir de Eric Clapton. Slow hand logra meter más de un fraseo en un corte del mismo palo que el anterior. Winter canta de forma magistral y con muchísimo sentimiento y Clapton parece hacer las veces del novato que tiene la suerte de tocar con un maestro de la guitarra. El tema es absolutamente incendiario y uno de los mejores del disco.
Killing Floor (With Paul Nelson) 
Nelson no solo ha sido el guitarra rítmica de Johnny durante estos últimos años sino también la persona que logró que nuestro protagonista saliera del mundo de la droga. Quizás por eso este tema destila la esencia más pura del sonido de Winter. Una de las gemas de este disco.
Who Do You Love 
La inclusión de unos teclados hace que este corte, con un sonido muy de los 60, se convierte en un clásico desde el primer segundo. El grupo en estado de gracia, un gran estribillo, una melodía pegadiza y muchos rock hacen el resto.
Okie Dokie Stomp (With Brian Setzer) 
Setzer logra imprimir su propio sello pero siempre respetando los parámetros sonoros de Johnny. La mezcla de estilos es absolutamente magistral y ambos guitarristas consiguen marcarse fraseos para la historia.
Where Can You Be (With Billy Gibbons) 
Gibbons siempre ha declarado ser uno de los mayores fans de Johnny. Este blues con base rock es perfecto para el líder de ZZ top. El estilo más rockero de Billy se funde a la perfección con la cadencia que Winter le imprime a sus temas. Gran diamante para los amantes de dos de los mejores guitarristas de la historia.
Sweet Sixteen (With Joe Bonamassa) 
Aunque parezca que el estilo de Joe no se ajusta demasiado a la tranquilidad de Winter, con este monumental blues ambos confirman que musicalmente está más cerca de lo que todo el mundo podría pensar. Otra gran joya de este disco histórico.
Death Letter 
Con una acústica y su slide, Johnny esa marca uno de esos temas que bien podría haber interpretado a las puertas de su casa un verano cualquiera. El albino y su guitarra, su guitarra y el albino conforman un dúo indestructible como se demuestra en esta canción.
My Babe (With Jason Ricci) 
Ricci logra llevarse a Winter a su terreno. El tema va entrando poco a poco hasta la gran explosión final. Interesante.
Long Tall Sally (With Leslie West)
Winter rescata una de las versiones que le hicieron famoso. La colaboración de West se nos antoja magnífica. Otro ejemplo de clase y de elegancia por parte de ambos músicos.
Mojo Hand (With Joe Perry) 
Perry nunca ha negado que Winter fue uno de los guitarristas más influyentes a la hora de comenzar su labor como músico. Camino de Louisiana se van a ambos guitarras entre mezclando geniales fraseos y demostrando que el líder de Aerosmith también bebió de la fuente de nuestro protagonista.
Blue Monday (With Dr. John) 

El final no puede ser mejor. Una sección de viento, teclados y un Johnny en estado de gracia suponen el punto y final a una carrera histórica.

El disco es una joya por los motivos arriba indicados. Compra obligada. 

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage