sábado, 21 de junio de 2014

Uriah Heep - Outsider (crítica)


De Uriah Heep poco tenemos que decir que no sepáis ya. La banda sigue tocando en directo y editando discos de forma regular y eso siempre es una suerte. Para muchos hace décadas que no editan nada bueno pero para un servidor siguen siendo un grupo fiable, con mucha lona recorrida y uno de los pilares del rock europeo. Este nuevo disco viene a demostrar que la veteranía es un grado.


Speed of sound


El tema de apertura tiene todos los elementos que han caracterizado al grupo. Riff hard rockero, teclados setenteros y una melodía que se te mete en la cabeza a la primera. El bridge es una joya.No faltará en sus conciertos. 

One minute

La intro con un piano nos anuncia lo que todos esperamos del grupo, una preciosa melodía vocal que no tarda en convertirse en un temazo de hard rock como sólo ellos pueden firmar. Otra melodía genial y más setentera que la anterior. Parece que estamos escuchando uno de los viejos discos del grupo. Han cuidado todos los detalles para crear una canción que bien podría ser el single del disco. Absolutamente magistral.

The law

Riff hard rockero donde los haya, vacileo total con el oyente, arranca de forma casi entrecortada para llegar a una parte central en la que la banda se destapa totalmente. Bernie Shaw hace una labor extraordinaria en este corte que vuelve a recordarnos a los setenta. Una gema.

The Outsider

El corte que le da título al disco nos sorprende por su caña rockera y por cómo Shaw afronta esta canción. Gustará a los más viejos del lugar por el saborcillo que tiene a clásico. 

Rock the foundation

Sin piedad alguna el grupo nos ofrece una nueva melodía vocal para enmarcar, un estribillo glorioso y un trabajo sólo a la altura de su leyenda. ¿No era esto el hard rock?

Is anybody gonna help me?

Este medio tiempo arranca como tantos otros del grupo, la pegada de la batería prevalece sobre el resto de instrumentos. Shaw vuelve a destacar y el grupo se amolda a un corte que va creciendo con el paso de los minutos. El estribillo es endiablado y la estructura del tema es brillante. Otro clásico.

Looking at you

Single de los que enamoran desde el principio. Tema vacilón, letra muy rockera y desarrollo similar para una canción que se mete fácilmente en la cabeza. Gran estribillo.

Can´t take that away

Potentes guitarrazos sirven para darle forma a un riff que se van acompañando de la andanada sonora de toda la banda. Los Heep en todo su esplendor y a tope de rock. Tema de los que te ponen de buen humor. Posiblemente de los mejores del disco.

Jessie

De nuevo regresa el rock and roll más básico a darle forma a un tema con un riff brillante. De nuevo Shaw hace una labor increíble, este corte con nombre de mujer puede ser otro de los temas que no faltarán en sus conciertos a pesar de su aparente sencillez.

Kiss the rainbow

Pegada impresionante desde el principio aunque con un riff progresivo que nos sorprende. Incluso recuerdan un poco a los Rush del Signals. Tema "raro" de los que sirven para demostrar la grandeza de una banda que retoma la senda del hard rock a mitad del corte y un pasaje glorioso casi al final. 

Say goodbye

Riff machacón y el grupo de nuevo a tope para darnos lo mejor de sí mismos. Bastante energía para cerrar un disco brillante.

Es más que probable que les diéramos por muertos, que pensáramos que cualquier tiempo pasado fue mejor y que ahora se dedicaban a hacer baladas. No hay nada de eso en este disco, sólo hard rock del mejor y unas ganas que más quisieran muchas bandas que empiezan. Adquisición obligada.


No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage