domingo, 6 de octubre de 2013

Rosendo - Vergüenza torera


Rosendo regresa al panorama musical y sólo por eso ya merece un nuevo monumento. Décadas de entrega al rock y una actitud que encaja perfectamente con el título de su nuevo disco son sólo dos de los aspectos que le han servido al de Carabanchel para convertirse en el icono del rock patrio. Este nuevo álbum ha sido recibido con diversidad de opiniones pero aquí, como siempre, no nos quedaremos en el tendido sino que saltaremos al ruedo para analizarlo.


En lo musical el disco nos retrotrae a los tiempos del A tientas... , muchos medios tiempos, mucha mala leche a la hora de cantar y unas letras que vapulean la situación política que nos estamos tragando a diario. Es más, como único "single" tenemos el tema que da título al disco y poco más. El resto es rock rabioso, más calmado que en ocasiones anteriores y que te deja un mal sabor de boca al darte cuenta de que la realidad es la que es y que Rosendo la plasma de forma magistral.


Por todo lo anterior nos quedamos, aparte de con el tema título, con la mala ostia de "Y venga vueltas", el rock callejero con letra afilada de "Haciendo cábalas", el medio tiempo que se convierte en una carta a nuestros políticos de "Autócratas", el preciosismo de la canción protesta de "A remar", la caña carabanchelera de "Delirio", los tintes apolípticos de "Dubitando", el nuevo clásico de Rosendo "Cuando..." y el broche de oro con "Ni fu, ni fa". 

Lo escribí hace ya algunos años y lo vuelvo a hacer ahora. Bendita la hora en la que Rosendo empuñó una Fender y un bolígrafo para componer la banda sonora de nuestras vidas. Benditos los escuderos de este Quijote del rock. Obra maestra.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage