miércoles, 5 de junio de 2013

Judas Priest - Epitaph (crítica)



Todos los que vimos algún concierto de la gira Epitaph de Judas Priest sabíamos que estábamos asistiendo a algo histórico. El mejor set list de la carrera del grupo, el mejor escenario de su historia y la banda con ganas de agradar convertían las dos horas y media de cada concierto en una gran fiesta del heavy metal. Así lo demostró la banda en treinta y siete países, con ciento noventa conciertos y ante más de un millón de personas. Sin recurrir a repetir los escenarios de hace treinta años y sin tirar de su propio legado, Judas se presentaban tal y como son, con cuero, un par de huevos y el mejor heavy metal. 


Podríamos destacarlo todo pero nos quedamos con "Rapid fire" para la historia, por fin recuperada desde la gira de aniversario de British Steel, "Judas is rising", cantada al límite por Rob demostrando por qué es el Metal God, "Starbreaker", donde Rob parece volver a los registros de cuando grabó el disco y el público parece despertar un poco en el estribillo, los lásers de "Victim of changes" con un Tipton en conexión total con el público, "Never satisfied" que repasa la historia de la banda, un brillante Rob en "Diamonds and rust" o dos temazos, interpretados con gran acierto, como son "Beyond the realms of death" y "The Sentinel".

Enlazar "The green manalishi", brutal, con el karaoke mundial de "Breaking the law" sólo sirve para darle paso a una monumental versión de "Painkiller" con Rob a tope y la escenografía más bestial de la historia del metal. Si añadimos que "Electric eye" y "Hell bent for leather" ya sabemos que "Living after midnight" es lo que nos toca.

El gran protagonista es Rob Halford, una vez más, pero no podemos olvidar el gran trabajo de Scott Travis, la solidez rítmica de Ian Hill, la elegancia de Tipton y el estreno de Richie Faulkner que si bien no hace olvidar a K.K. Downing sí que demuestra que los tiene muy bien puestos y hace un trabajo brillante. Lo mejor de todo lo anterior es que como bien dice Rob esto es un legado musical que hemos hecho entre todos. Los fans de Judas podemos estar de enhorabuena ya que la banda está grabando su próximo disco que estará en la calle en 2014. Habrá algunos conciertos y ellos seguirán demostrando por qué son la banda que creó el heavy metal y por qué este grupo de músicos son lo mejor del género. Adquisición obligada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo los vi y me parecio un concierto aburrido un halford desentonado desmotivado. Se notava quien es el que faltava hay uno de los mejores guitarristas del metal kk.dowing y se le echo mucho de menos. Vi a unos judas desmotivados.

Google reader

Add to Google Reader or Homepage