sábado, 2 de febrero de 2013

Helloween - Straight out of hell (crítica)


Helloween han sido una de esas bandas que no han podido superar con creces la marcha de un cantante. Michael Kiske se fue hace mucho tiempo y el grupo ha ido editando grandes discos pero ninguno llegaba a ser el pelotazo comercial que supusieron los "Keepers". Con este nuevo trabajo se han renovado pero el disco resulta tan largo como desconcertante.


Es normal que en estos tiempos de Spotify o iTunes las bandas opten por editar un grupo de canciones más que un disco. En este caso es patente que la banda podría haber publicado varios EP's en vez de un disco ya que los bandazos estilísticos pueden desubicar al oyente más fajado en estas lides. La banda presenta una serie de canciones totalmente comerciales, con teclados incluidos, combinadas con grandes temas de metal puro y duro. Para entendernos, pasan de la rabia más metalera a un corte tipo Scorpions y esto aunque positivo para vender canciones sueltas no parece lógico para una banda con su trayectoria. 

"Nabatea" es quizás el mejor ejemplo de esto, larga canción con partes que no vienen al caso y con una mezcla de estilos que nos avisa de lo que nos viene detrás. "Word of war" es uno de los mejores temas del disco, pura caña. "Live now!" entronca más con la comercialidad, "Far from the stars" es otro pelotazo de metal, "Burning sun" apunta más hacia una mezcla de ambas tendencias. "Waiting for the thunder" es un single llamado a ser el nuevo "I can" de la banda, pasamos por alto "Hold me in your arms" para centrarnos en "Wanna be God" otro tema para cantar a voz en grito en los conciertos.

 "Straight out of hell" es puro Helloween con la rama comercial, que a veces me recuerda a Medina Azahara, en un tema bastante equilibrado. "Asshole" es un tema de hard rock macarra que nos sirve como introducción a "Years" que explora terrenos más comerciales con la omnipresencia de los teclados. "Make fire catch a fly" es un tema machacón con ecos del pasado, "Church breaks down" es el mejor tema del disco debido tanto a su estructura como a su desarrollo, "Another shot of life" retoma la senda más comercial y cierra el disco "Burning sun" en la Hammond version.

Parece complicado que un disco con tantos destellos de calidad pueda ser un poco largo y aburrido pero la banda o bien se complica la vida demasiado o bien opta por lo más sencillo.  Los destellos no sirven para hacer un gran disco y la banda vuelve a caer en el error de discos anteriores. Esperemos que durante la gira opten por la senda más metálica.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage