viernes, 22 de junio de 2012

The Cult - Choice of weapon (crítica)

 
The Cult son una de esas bandas que siempre han hecho buena música y que dan un pelotazo del que no se recuperan. En 1989 la banda conquistó al mundo con su obra maestra Sonic Temple y desde entonces han editado discos de todo tipo que seguían la senda habitual del grupo pero que no se podían comparar al citado trabajo discográfico. Con la producción de Bob Rock y con el espíritu del Temple llegan The Cult a intentar volver a reverdecer viejos laureles.

Honey From A Knife

Temazo de apertura con un riff que te explota en la cara, con un punto ramoniano bastante acertado y con el sonido que nos recuerda a los mejores tiempos del grupo. Puro rock.

Elemental Light
 
Arranque lento con un in crescendo emocionante y rabioso a partes iguales. Gran labor de Astbury cantando mejor que nunca. Influencias árabes en la melodía, medio tiempo que se te mete en las venas hasta la explosión de rock total. Una canción perfecta y de otro mundo.

The Wolf

Riff marca de la casa para un tema hard rockero al 100%. El desarrollo de la canción es clásico y la banda se crece. Complicación estilística, gran nivel instrumental y de nuevo Ian perfecto. Temazo.
 
Life Death

Para un servidor el mejor tema del disco e incluso de la discografía de la banda. Medio tiempo precioso, teclados, sonido ochentero, pinceladas a lo Bowie, creatividad al 100% y una sensación de ser llevado a otro lugar cuando lo escuchas. Glorioso.
 
For The Animals

Tema de adelanto del disco que regresa a la senda de los coros geniales. Teclado a lo Stones, tema rockero muy básico y con muchísima clase.
 
Amnesia

Tema rápido y muy del estilo de los anteriores aunque quizás un poco inferior.
 
Wilderness Now
 
Tema lento en el que la banda vuelve a explorar las sendas de la experimentación sonora. Otro gran medio tiempo que nos ha conquistado de lleno. Muchísima clase y melodía.

Lucifer

Otro de los temas que ya conocíamos pero que mantiene su calidad. Riff brutal, otra vez Ian en estado superlativo y la banda afrontando un tema que funcionará como single.
 
A Pale Horse

Inicio rockero sureño para un corte que bien podría haberse grabado en los años sesenta. Evolución clásica de la banda. Genialidad a raudales. Otro temazo.
 
This Night In The City Forever

Broche de oro con inicio lleno de teclados y ambiente. Mesiánica voz de Ian para comenzar un mantra muy del estilo de Jane´s Addiction y bandas similares. Otra genialidad más que cierra el disco con sobresaliente.

Resumo, el disco es infinitamente mejor que Sonic Temple. Los años de carretera y experiencia les han servido para crecer musicalmente y protagonizar este fantástico regreso que se convierte en el mejor disco que jamás han editado. Obra maestra de obligada adquisición.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage