viernes, 20 de agosto de 2010

Iron Maiden, The Final Frontier (crítica)


Me dispongo a comentar el nuevo disco de los Maiden pero antes debo contaros mi historia con el grupo. Cuando tenía 9 años me regalaron el Piece of Mind y así comencé a escucharles. Cuando Dickinson se marchó dejé de escucharles hasta el DVD Rock in Rio. Estos últimos discos me han parecido bien ya que me gusta más el rock progresivo que ejecutan que los discos más "clásicos" de su discografía. Pero ya está bien de tanta charla. 

Satellite 15.....The Final Frontier 
 
La intro casi instrumental de Satellite 15 me recuerda, y mucho, a Root to Branches de Jethro Tull, tema más que curioso para ser de Maiden. Cuando Bruce entra a cantar la canción rompe en la que le da título al álbum. Para mí mejor que El Dorado mil veces y con una estructura clásica de la banda.

El Dorado 

El single me dejó un poco igual y, la verdad, ahora que tiene mejor sonido tampoco me llega a convencer del todo.

Mother Of Mercy 

Inicio tranquilo, muy del estilo de Blood Brothers, para un tema enorme de la banda. Épico, pegadizo, y con un trabajo de Nicko enorme. 

Coming Home 

Punteo a lo Thin Lizzy, una de sus bandas favoritas, para un medio tiempo que tiene muchísimo de los años 80.  El crescendo es para la historia y, sinceramente, me parece una de las mejores canciones de sus 3 últimos discos. Para cantar en los conciertos. 

The Alchemist 

Riff muy a lo Judas Priest de los años 80 aunque luego se convierte en un tema de corte clásico de Maiden. Bajo rápido, riff de 3 acordes y un Bruce cantando como hace años que no lo hacía. Me recuerda la producción a Powerslave y es otro de los temazos indiscutibles. 

Isle Of Avalon 

Inicio casi acústico para este corte. El ritmo va aumentando con el paso de los minutos y es una especia de homenaje a la parte lenta de Rhyme of the Ancient Mariner. El bridge es un puñetazo en la cara de melodía con un Dickinson que canta como no lo ha hecho jamás ya que la melodía reposa sobre su voz. Nuevo clasicazo con una parte central y unos solos de Murray y Smith para enmarcar que deriva casi a un fraseo jazzístico y progresivo donde el grupo demuestra qué tipo de música quiere hacer (en algunos momentos me recuerdan a los Rush de Moving Pictures). 

Starblind 

Comienzo parecido al del tema anterior, por no decir que es un intento de enlazar ambos cortes, con una melodía lenta muy similar antes de que Gers ataque con un riff ochentero y clásico. Estribillo para la historia y grandiosidad sonora. Me encantaría escucharlo en directo.

The Talisman 

Tema de 9 minutos para exponer, como sólo Maiden saben hacerlo, un tema. Inicio acústico que rompe en un riff más duro. Quizás repitan mucho el esquema en este disco pero este es otro gran corte con muchos matices y el que más me recuerda a canciones como No more lies.

The Man Who Would Be King 

Pues sí, inicio lento con punteo preciosista para este nuevo tema. El cambio a la parte dura del tema lo hacen con un in crescendo histórico y con una melodía vocal simplemente magistral. La parte dura es más dura que nunca e incluso podría observar ciertas influencias en la forma de hacer de Judas Priest. Sí, temazo con un Dickinson enorme sobre el que recae un estribillo histórico. Nuevo bridge progresivo, más Rush que nunca, con una salida de los 3 guitarras monumental.

When The Wild Wind Blows

Tema de 10 minutos que cierra el disco. Inicio lento, con toques de "psicodelia", el punteo es de los que nos indican la melodía vocal y cuando Bruce dobla con su voz a la guitarra se produce un momento en el que la producción roza la perfección. Nuevo leñazo en la cara para una melodía de clara influencia irlandesa que bien podría haber firmado Phil Lynott. Enorme soporte de Nicko, se sale en este disco, para la estructura rítmica del tema. El bridge es de lo más clásico de la banda y recuerda a muchos temas del grupo. Hacia el final el tema va ganando en grandiosidad y épica con toques a lo Queen. Enorme broche de oro con un final en el que sopla el viento para relajarnos.

Iron Maiden decidieron, con Dance of Death, cambiar su música para explorar nuevos territorios. Bien podrían haberse embarcado en un disco con una producción demasiado pomposa y vacía. Harris lo tiene clarísimo y el disco no le gustará a los más garrulos pero sí a los que le gusta la música en general y Maiden en particular. Trabajo de madurez, de hacer lo que les da la gana (a estas alturas ya pueden) y también de demostrarles, a muchos que opinaban lo contrario, que son un grupo de grandes músicos que pueden con todo. Discazo.



2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bechamel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Google reader

Add to Google Reader or Homepage