viernes, 21 de mayo de 2010

Annihilator- Annihilator (Crítica)


Personalmente no he sido un seguidor de esta banda. He oído temas sueltos de mucha calidad pero siempre pensé que su música estaba un poco por debajo del resto de grandes de thrash como Metallica o Megadeth. Mientras que los citados, como es lógico, han tomado otros caminos para evolucionar, Annihilator se han marcado un disco clásico del género, tan clásico que parece editado en el 85 pero con la tecnología de hoy.


Temas como The Trend, con larga intro instrumental con tintes progresivos, nos hacen pensar que quizás estemos ante una evolución musical pero nada más lejos de la realidad, cuando entra la voz nos retrotraemos a la mejor época de esta música y todo resulta ser un temazo de apertura. Coward sigue la misma senda pero, personalmente, me recuerda mucho a Vio-lence. Ambush empieza muy a lo Fear Factory para descargar en un tema de speed metal que habrían firmado Slayer.

Betrayed tiene la rabia necesaria mezclada con la pausa musical, la atmósfera general del tema lo convierten en un clásico. 25 seconds explora las sendas iniciadas por Pantera y la rabia está en su punto más álgido con un temazo histórico. Nowhere to go es un tema del grupo 100%, no le falta absolutamente de nada. The Other Side recuerda bastante a los Metallica y a los Megadeth de sus inicios.

Death in your eyes podría ser un tema firmado por cualquier banda que no llegó a ser nada pero que aquí tiene pinceladas geniales. Payback vuelve a tener el groove de un tema de Slayer aunque con guitarras menos afiladas. Romeo Delight es una vacilada del Waters en toda regla ya que recuerda, y mucho, a Van Halen.

El disco es perfecto para rememorar lo sucedido en el thrash en los ochenta pero también para mantener viva la llama de un género musical que ahora parece volver a ser lo que fue. Da gusto que se sigan editando discazos como éste.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage