lunes, 28 de diciembre de 2009

Fear Factory - Mechanize (crítica)




El nuevo disco de Fear Factory con la formación clásica es todo un golpe en la mesa del metal industrial. El grupo, precursor del género, no ha tenido piedad y retoma la senda de sus discos más míticos para ofrecernos un trabajo nuevo que ahonda en los caminos sonoros que le dieron fama internacional.

Mechanize es un corte que te da en la cara desde el inicio, rabia contenida con las baterías marca de la casa y un C. Bell a tope. Industrial Discipline comienza con unas guitarras made in Cazares y con las voces dobladas clásicas del cantante, el bridge es una muestra del uso de los compresores en combinación con una batería mortal de necesidad.

Fear campaign viene a recordarnos por qué Obsolete fue un disco fundamental, caña sin piedad, base de teclados y uno de los mejores temas del disco. Powershifter es un corte hecho para los directos, riff asesinos en la mejor onda del speed de siempre y con un desarrollo musical bastante ochentero.Christplotation es uno de esos temas que sólo Fear Factory saben hacer. El inicio con el piano y la subida de intensidad progresiva le da un toque a Resurrection (del citado Obsolete) pero en esta ocasión se han volcado mucho más con la caña más intensa y tambien con la melodía que envuelve al mejor tema del disco con diferencia.

Oxidizer nos podría recordar un poco a lo que están haciendo Slayer en estos momentos, aquí se usan más los teclados para darle una pincelada distinta al corte. Controlled Demolition empieza a la antigua usanza, es un tema de speed metal de siempre y nos sorprende, gratamente, las reminiscencias ochenteras.Designing the enemy no tiene piedad con el oyente aunque Bell usa más su "otra voz" para demostrarnos esos matices vocales y melódicos del grupo.

  Metallic Division también es un tema muy acertado aunque baja un poco el nivel del disco. Final Exit es el broche de oro clásico del grupo. Partes habladas, lentas y melódicas que se mezclan con la caña más bestial. Enorme.El disco, en términos generales, no supone un paso más en su sonido pero ni falta que les hace. Por algo siempre han sido los mejores en el metal industrial, el resultado es perfecto, hay que tener valor para grabar algo así en estos tiempos. Discazo para 2010.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque este disco no me ha despertado mucho el ánimo, hay que reconocer que la banda ha retomado su camino más clásico, ahora con Hoglan en la batería. Estoy completamente de acuerdo con la reseña respeto al Obsolete (mi disco favorito del grupo) y Christplotation a mi parecer es el mejor corte de este trabajo.

Brutalidad sonora como solo FF sabe hacerlo.
Un gran saludo desde Venezuela.

Bechamel dijo...

Gracias por el comentario. Gran abrazo a los rockeros del otro lado del charco.

Google reader

Add to Google Reader or Homepage