lunes, 19 de octubre de 2009

Wolmother, Cosmic Egg (crítica)


Wolfmother se convirtieron, tras el lanzamiento de su primer disco, en la última esperanza para los amantes del rock de los 70. Riff incendiarios, actitud e imagen les encumbraron a la cima de la música rock. Una buena base de fans convertían sus conciertos en legendarios y el éxito les pudo. Llegó un divorcio, nuevos músicos, un guitarra rítmica y un nuevo disco. Lo curioso es que esto parece un poco el mundo al revés. Es decir, en este disco se observan claramente (rozando el plagio) las influencias de la banda e incluso se alejan de su primer disco buscando un sonido perfecto que entra a la primera no por su calidad sino porque eso ya lo has escuchado antes un millón de veces.

California Queen abre el fuego con un ritmo de bajo que recuerda bastante a Geezer Butler de Black Sabbath. Gran tema marca de la casa, quizás con más caña de lo normal. New Moon Rising es un tema que a buen seguro te sonará, es más es como War Pigs pero con un estribillo distinto y pegadizo. White feather es un tema casi homenaje a AC/DC pero como si lo cantara Robert Plant, mezcla curiosa y efectiva.

Sundial solo de bajo para abrir un tema con teclados por vez primera en el disco. El desarrollo tiene un riff aplastante, muy Zeppelin, y es uno de los mejores temas del disco. In the morning el inicio tranquilo a lo Zeppelin va aumentando de ritmo e intensidad hasta llegar al estribillo (mezcla de Starway to Heaven con la línea vocal de Godzilla de Blue Oyster Cult), al tiempo si no hay denuncias por plagio.

10,000 feet es quizás un riff bastante más metálico de lo que se podía esperar, con toques a lo Metallica es un tema que te atrapa a la primera escucha. El estribillo está calcado de un tema de Iommi en solitario. Cosmic Egg el sonido recuerda bastante, por no decir demasiado, a Children of the grave (sí, otra vez Black Sabbath) pero el desarrollo se encamina hacia otros lugares más interesantes, concretamente a fusilar el tema Black Sabbath en su parte más rápida, si nadie lo remedia Iommi se hará rico con este disco a poco que ponga denuncias.

Far Away nos deja entrever a un grupo con influencias Beatles y muy de los años 60. Pilgrim es una canción 100% Wolfmother, buen riff, gran estribillo y un trabajo musical genial. In the castle recuerda en su estructura a los temas de Rainbow, el inicio con los teclados va dando paso a un tema muy Zeppelin con pinceladas Wolfmother y The Who, es uno de los grandes temas del disco.Phoenix es otro de los posibles singles porque recoge la esencia del sonido que ha hecho grande a esta banda. Violence of the Sun arreglos iniciales de factura muy hippy para esta balada setentera de inmensa factura, emociona. Back Round es el single oficial que ya habréis escuchado, 100% Wolfmother.

Que nadie piense que el disco es malo, ni muchísimo menos, es más, lo declararía fundamental e incluso podría decir que hay un juego con el que lo escucha. Es un poco como explicarte un poco de la Segunda Guerra Mundial y si te gusta pues estudias más sobre esta temática. Por eso todos los jóvenes deberían escucharlo, para que terminen comprándose esos discos fundamentales para la historia del Rock. Ejercicio de homenaje y de estilo. Discazo.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage