domingo, 27 de mayo de 2007

Vuelve Rosendo


Cuando a uno le toca hacer la crítica de ciertos grupos o solistas no puede evitar poner las nubes al artista en cuestión. Es regla de tres pensar que los gustos están por encima de la profesionalidad y es lógico que a veces uno vea demasiado bien cosas que no lo son tanto. En este año 2007 de la dignidad sólo faltaba Rosendo. Ya habían editado su disco Evaristo, Sherpa y Uoho. Celebran su vigésimoquinto aniversario Barricada y Los suaves. Así que sólo el tío Rosendo podía venir a ponerle la guinda a un año preñado de regresos históricos. El que cual Quijote hace años que empuñó una Fender, unos folios y un bolígrafo. El que llamó a sus músicos para adentrarse en las arduas llanuras del rock patrio ha regresado.


La triste cagalera

Combinación magistral de reggae con rock. Letra bastante ácida y acertada. Especialmente cuando dice...qué vergüenza si tuvieras...

Harto

Single atípico. Es single por lo pegadizo, pero no por la letra. Versos que destilan el pesimismo que vive el autor y que pueden ser el pan nuestro de cada día de muchos de nosotros. Genial.

Date por disimulao

Clásico Rosendo. Tema duro y a la cabeza, típico del jefe. En la onda del A tientas...

A donde va el finado

Letra bastante currada donde también se nota el hartazgo del Rosen y de muchos de nosotros. Obra maestra.

Quién mece la hamaca

Uno de mis favoritos del disco. Otro clásico.

La verdad vencida

Enorme línea vocal y una de las mejores letras de toda la discografía de Rosendo. Esta la canta Serrat y cuela que es suya. Enorme.


Horizontes

Tema reggae rock a lo "El alma se colma". Genial en el resultado de mezclar tantas tendencias musicales.

Colosal Colofón

Quizás otra de las grandes letras del disco. A la altura del Flojos de pantalón. Cuántas veces nos hemos dicho estos versos...

Una duda razonable

Letra que podría haber firmado Evaristo perfectamente. De ahí la sorpresa, por lo contestatario con finura y por la calidad del tema.

Sólo heridas

Pues eso, esas heridas que nunca cierran pero que siguen escociendo.

Nadie sabe el paradero

Tema 100% Rosendo pero con matices nuevos que nos pueden abrir la puerta al futuro del trío. Genial.


Genial el trío. Eugenio en la producción le ha dado más protagonismo a la batería y al bajo y el sonido es compacto, preciso y precioso. Bendito el día en el que el Nobel de la acera se dedicó a la música. Más de 25 años siendo la música de fondo de nuestra vida son muchos años. Espero que le queden muchos más. Discazo.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

vamos, que te gustó el disco... a mi tambien. por cierto, descubrí tu blog gracias a los de la crítica del "a la sombra de un farol". Todo sea de agradecidos. Un saludo.

Bechamel dijo...

Gracias mil por tu comentario.

PaCo dijo...

¡Qué grande el tío! A ver si es verdad y tenemos Rosendo para rato todavía. Le queda aun mucho por enseñarnos (musicalmente... espero...)

Google reader

Add to Google Reader or Homepage