domingo, 3 de diciembre de 2006

El día de...

La semana pasada se celebraron, así como el que no quiere la cosa, dos días conmemorando dos reivindicaciones bien distintas. Poco a poco esto se va pareciendo, cada día más, a los Estados Unidos donde, por ejemplo, el 17 de mayo se celebra en Hollywood el día KISS sin tener en cuenta que también es el día nacional de Noruega. A lo que iba, el jueves se nos recordó, mediante lazo rosa (como decían Ser o no Ser los refinos se están forrando) que era el día internacional contra el cáncer de mama. Semejante enfermedad no creo que se merezca un día, sino todo un año. Y lo que sí que es vergonzoso es que la Asociación española contra el cáncer se tenga que echar a la calle para recoger dinero (invertido en centros de día, atención a domicilio e investigación) mientras que otro tipo de instituciones reciben de Papá Estado una cantidad de dinero fija para dios sabe qué. Por ejemplo la Iglesia, que entre sus acciones empresariales tiene la de quitar la pobreza del mundo ( día que se celebró el lunes) y por lo visto ni el Domund sirve para nada ni darles pan para hoy y nada para mañana tampoco. Es decir el negocio se trata de echar en el cepillo por activa y por pasiva y al que le haga falta algo que le den dos hostias. Se me ocurren varias preguntas al respecto, ¿porqué la Iglesia no ha resuelto este problema todavía?, ¿porqué les interesa que siga habiendo pobres?. En fin, demagogia barata por todas partes, incluida la mía, ya que ni tú que lees ni yo que escribo hacemos absolutamente nada para evitar la pobreza, aunque, claro está, ¿quién coño nos ayuda a quitarnos la nuestra?.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage