miércoles, 22 de diciembre de 2010

Los Suaves - 29 años, 9 meses y 1 día (crítica)

                      
Los Suaves han hecho de 2010 uno de los años más gloriosos en su larga carrera musical. Tres décadas sobre los escenarios dan para mucho y la banda editó en febrero Adiós, adiós (disco del que ya se están convirtiendo en clásicos canciones como Cuando los sueños se van, Frío como una llave o el tema que le da título al disco) y en noviembre este libro al que acompaña un DVD y un doble CD que recoge lo sucedido el 18 de septiembre de 2010 en Ourense. 



Comenzamos con la propia presentación del disco. El libro está perfectamente editado y contiene varios textos que quizás apuntan un poco a lo que nos podamos encontrar en la biografía de la banda que ya se está gestando. Las fotos son perfectas y tener las letras de Yosi en un libro tan bien editado es todo un placer. El DVD tiene una interesante sección de extras que pasamos a comentar.

El documental es corto pero intenso. Ver a Yosi cantando a secas y al resto de la banda comentando lo importante que es estar en Los Suaves es todo un honor. La banda se muestra a tope de energía y de ganas y aunque alguno apunta a que este lanzamiento bien podría ser el último según las entrevistas más recientes parece que no va a ser así (aunque luego hablaremos de eso). La fototeca viene a confirmar la bonhomía del grupo con sus fans. La frase de Charly "Las estrellas están en el cielo" resume a la perfección algo que es cierto, Los Suaves somos todos y no sólo los músicos.

El sonido del DVD y del doble CD es sencillamente perfecto. Escuchamos a Yosi mejor que en los conciertos a los que asistimos (seguramente porque cuando uno está en un concierto no nos enteramos de nada de la emoción) y a Alberto y Fernando como lo que son, los dos mejores guitarras del país. Charly sigue con su perenne sonrisa controlando la retaguardia y el sonido del bajo es espectacular. Mención especial nos merece Tino, una verdadera máquina que demuestra por qué la base rítmica del grupo es de las más sólidas del país.

Especialmente bien toca el grupo Ourense-Bosnia, Ese día piensa en mí y ¿Sabes? Phil Lynott murió. Los errores con la guitarra de Yosi en Pardao y El afilador en gallego son también, para un servidor, los momentos más emotivos del concierto. Frío como una llave y Dulce Castigo demuestran que los temas nuevos van forjándose al mismo nivel que los clásicos más laureados del grupo. Temas como Palabras para Julia, Si Pudiera o Dolores apenas hay que comentarlos porque son ya parte del inconsciente colectivo de cualquier rockero que se precie.

La producción escénica, la iluminación, la entrega del grupo y sobre todo los fans hicieron de ese día una noche mágica que siempre podremos recordar con este DVD. 

Pero...¿es cómo ir a un concierto de Los Suaves?, rotundamente no. No quiero con esto crear polémica pero creo que fue Hendrix el que dijo que "El olor de la gente, la electricidad en el ambiente y la vibración de todos no se puede meter en un disco en directo". Lo más cercano a todo eso son los videos que graba un fan con un móvil y luego lo cuelga en Youtube pero comprendo que eso no se puede editar. La sensación de que tu ropa vibre al son de la música es inigualable pero aun reconociendo todo esto hay que reconocer que el disco recoge lo mejor de estos últimos 15 años de la banda.

Y cuando decimos últimos pensamos que así será. La banda ha dejado caer una gira por Hispanoamérica, la grabación de Esta vida me va a matar en directo e incluso la posibilidad de grabar algún tema nuevo o un disco nuevo. Cerrar el ciclo con la edición del primer disco pensamos que será el punto final de la carrera del grupo. Ojalá nos equivoquemos. Tanto para los fans de Los Suaves como para los que no les conocéis, discazo, obra maestra y calidad, este libro disco-dvd no puede faltar en la discoteca de cualquier aficionado al buen rock en español. Los suaves somos todos.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage