domingo, 3 de diciembre de 2006

Ya empezamos.

Cada vez que llegan estas fechas empiezan los anuncios de colonias y los de solidaridad. Curiosamente a nadie se le ocurre pensar que lo que se gastan en anunciarnos lo mismo 50 veces lo podrían usar para el fin que se anuncian. Resulta curioso que la gente mire un langostino y se acuerde de que los niños se mueren de hambre en África. Eso sí, sólo en diciembre o en el día de no sé qué. La sociedad sigue mirando a otros continentes y no se fija tanto en que a la vecina le quitarán la bata de goatiné como el papel de las magdalenas, simplemente porque no tiene otra. Tampoco nos fijamos en el que siempre está tirado en el suelo (ese seguro que tiene millones se suele pensar), ni en las personas de la tercera edad que sufren con una pensión de mierda. Solidaridad con gente que no nos puede ni tocar, paga Digital +, la tarjeta del Corte Inglés y el niñito peruano. Qué asco.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage