domingo, 3 de diciembre de 2006

Hoy

Hoy me he vuelto a ver después de 20 años. Ha sido en el trabajo. En el ordenador de al lado se ha sentado un chico que ha escupido un hola a un volumen bajísimo, como para adentro. El cuerpo era también parecido, rechoncho, y tras su saludo ha encendido el ordenador y se ha puesto a mirar mil y una cosas. LLevaba una camiseta de Mago de Oz (yo las llevaba de Maiden), y se le intuía un loco por la música y ese tipo de cosas que nos gustan cuando tenemos 13 años. No le he dicho, por supuesto, lo que le espera. Los bocaos que da la vida, el desamor, el paro, los estudios sin sentido, la espalda de la familia, la crueldad de la vida o la mierda que, seguramente, se tendrá que comer cuando quiera ser algo más que un puto borrego. Y es que la molturadora nunca para su ritmo, sigue naciendo y muriendo gente cada día y nadie quiere ni sobresalir ni estar al final del montón. Que tengas suerte mi reflejo, yo no la tuve.

No hay comentarios:

Google reader

Add to Google Reader or Homepage