miércoles, 4 de mayo de 2016

Loquillo - Viento del este (crítica)



Si escuchas a Loquillo te darás cuenta de que siempre dice la verdad. Él mismo comenta que el antedicho sobrenombre es también el de un personaje que se ha creado para aparecer ante la prensa y para hacer declaraciones con las que podemos, o no, estar de acuerdo. También nos recuerda que cuando graba un disco o se sube al escenario es cuando se comporta tal y como es y esta es la faceta que más nos interesa. El personaje ha declarado que este disco es de lo mejor que se ha grabado nunca en nuestro rock. Veamos si el cantante está a la altura de semejante declaración. 

Salud y rock and roll

El single nos adelantaba algunas de las directrices sonoras del disco. Toques tex-mex y una letra marca de la casa logran engancharnos a la primera. Un himno.

En el final de los días

Cuenta con la colaboración de Leiva. Es una canción que solo puede cantar Loquillo. Nos recuerda bastante al estilo sonoro del disco Hombres. Letra para enmarcar y emoción a flor de piel en este segundo himno.

A tono bravo

Riff poderoso y otra de las grandes letras del disco. Repaso importante a nuestra historia en un corte que es puro rock nacional. Enorme.

Limusinas y estrellas

Nos recuerda la parte más crooner de Loquillo. Interesante corte con muchos matices que hay paladear.

Rusty

No se por qué pero este corte no nos entró a la primera. Poco a poco nos ha ido conquistando por el tono vacilón y por la inmensa letra. Podría ser el segundo single. En directo ha de ser un tiro.

El mundo que conocimos

Posiblemente uno de los mejores temas de toda la carrera de Loquillo. El bajo asesino del principio, el efecto que tiene la voz, la letra, la emoción que tiene el tema y, en definitiva, todos los elementos que convierten a una canción en una banda sonora de nuestra vida confluyen en un tema perfecto que, como siempre, solo puede firmar un artista y una banda como ésta.

Viaje al norte

Otro ejemplo claro de cómo se las gasta el grupo dentro de ese rock con un sonido más que personal. Canción para escuchar en coche y así deleitarse con la labor de los músicos y con la forma de cantar del Loco. Gran corte.

Las ventajas de perderte

A la letra, magnífica y apasionada, se le apoya con una melodía vacilona y rockera a partes iguales. Para cantar a voz en grito en más de una ocasión. Tu vida será distinta teniendo esta banda sonora.

Los dioses engañan

Tema repetitivo, obsesivo, agobiante con una letra en la que se dicen verdades como puños y con una música a la altura de las mejores bandas. De nuevo lo repetimos, estos temas solo los puede afrontar un cantante como Loquillo. 

Viento del este

Vuelven los toques tex-mex en un corte que recuerda a Los Lobos y que tiene también su personalidad propia. 

Me olvidé de vivir

El Loquillo más crooner se marca una versión de un tema popularizado por Julio Iglesias. Al menos sabemos que el del Clot puede retirarse en Las Vegas con temazos como este.

Acto de fe

Él mismo lo dice a menudo, aquí no hay medias tintas, se pone el alma en cada verso. Otra gran letra y otro himno para terminar el disco. Gran labor del grupo que en lo musical le da otra dimensión a este temazo.

Definitivamente Loquillo siempre cumple su palabra y estamos ante un disco de rock puro y duro que ha vuelto a elevar el listón para los que vengan detrás. Obra maestra de obligada adquisición. 

Google reader

Add to Google Reader or Homepage