jueves, 22 de abril de 2010

Soulfly - Omen (Crítica)


El regreso de las huestes del bueno de Max Cavalera supondrá, en mayo cuando este trabajo vea la luz, reencontrarse con el trabajo de uno de los músicos que más ha luchado por estar donde está. De su Sao Paulo natal al mundo entero primero con Sepultura, luego con Nailbomb, ahora con Soulfly y a veces con Cavalera Conspiracy, el prolífico Max regresa para quedarse con su nuevo trabajo discográfico.

Google reader

Add to Google Reader or Homepage