lunes, 15 de junio de 2009

Tabletom, Málaga (13/06/2009)

Una vez más me veo casi en la obligación moral de escribir sobre Tabletom. En esta ocasión sobre el homenaje que se les rindió el pasado 13 de junio en el Centro Cultural Provincial en la bellísima ciudad de Málaga. El ambiente en la cola ya era de lujo y una vez dentro el público corroboró el amor por este grupo. El evento se enmarcó en la presentación de la gira Súbete al tren de este año y contaba con la presencia de otros grupos aparte de Tabletom.

El concierto comenzó con la batucada Tantatrampa. No les había oído nunca pero su mezcla malagueña de reggae, samba y rock provocó que el público bailara tanto por el ritmo como por los temazos que se marcaron. Un grupazo que se merece estar, pero ya, en los grandes escenarios del país y del mundo.

Prosiguió el concierto con Furula. Me gustaron muchísimo pero la peña estaba calentando motores para lo que se avecinaba y no se les prestó la atención que merecían. Gran grupo que, a buen seguro, llegará bien lejos en su carrera musical.

Y se hizo la luz. Tras la aparición de la concejala que les iba a dar el premio al grupo el público ovacionó al maestro Roberto. Con un morao de los que hacen época besó a la citada y nos agradeció nuestra presencia allí. Posteriormente comenzó un Ininteligible que hizo honor a su nombre. Pero Roberto no paró de moverse en todo momento, hizo todo lo que le dió la gana y demostró que no hay barreras entre el grupo y el público.



Sin duda alguna aquello fue más una jam session que un concierto al uso. El colegueo y el buen rollo imperó durante la tarde y Roberto se llevó todas las ovaciones. Pero, como se rumoreaba, el personaje ni es un mero borracho ni un fumao, algo debe tener cuando levanta de sus asientos al personal o cuando se marca 2 temas de forma impecable: La parte chunga y El blues del Ozono.

El resto del grupo brilló a gran altura y quiero destacar la incorporación del trompeta a los metales, le da a los temas una pincelada perfecta. La base rítmica formada por Carlos Becerra al bajo y José Manuel Arrabal a la batería es la mejor del país. De Perico, Pepe, Agustín y el teclado poco hay que decir. La coctelera sonora que conforman les da ese sello de maestros que siempre se han merecido.

Conciertazo de los que se quedan en el recuerdo por mucho tiempo, bueno no, sólo hasta el próximo. Y ahora que diga Mick Jagger que él sabe mover al público.




Más videos:

Sigamos en las nubes,

Ininteligible


El blues de Rockberto

Casa Cumpian

Google reader

Add to Google Reader or Homepage