viernes, 2 de enero de 2009

La hipoteca

Pues eso, naces, te reproduces, te hipotecas y te mueres. No hay quien se libre de esta plaga moderna de la hipoteca. Y encima nos creemos que el banco nos hace un favor al concedérnosla. En fin, que lo dicho...

Google reader

Add to Google Reader or Homepage