domingo, 15 de abril de 2007

Joe Cocker

Natural de Sheffield (de dónde luego saldrían multitud de grupos heavy) siempre ha sido una de las mejores voces del mundo. A años luz del congelado Morrison o del botoxeado Tom Jones, es puro carisma y actitud en el escenario. Junto a Johnny Winter uno de los mejores versioneadores. Para algunos es el blanco con voz negra o el negro blanco, lo mismo me da que me da lo mismo. Alcohólico empedernido y ahora reformado en sesentón afable siempre dijo algo completamente lapidario: si no me hubiese dedicado a la música estaría poniendo cerveza en un bar de Sheffield a los obreros de las fundiciones. Acaba de editar Hymn for my soul, disco con pinceladas blues y gospel perfecto para deleitarse en su tranquilidad y escuchar buena música. Os pongo un clásico del 69 (Woodstock) y una del último disco.Ambas en directo (nunca cantó en playback). Disfrutadlas.



Google reader

Add to Google Reader or Homepage